El diario digital El Confidencial difundía recientemente una entrevista con Emili Prado,  catedrático de Comunicación Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona, en la que se analizaba el futuro del audiovisual en España y en Europa. Prado publicó hace unos meses un excelente estudio sobre el tema en el ‘Informe sobre el estado de la Cultura en España, 2017’ publicado por la Fundación Alternativas.

Según Emili Prado, el futuro de la producción audiovisual pasa por las producciones OTT. Es decir, aquellas empresas que antes tan sólo distribuían contenidos y ahora, además, se han lanzado al mundo de la producción audiovisual.

Para el catedrático, los nuevos productores de contenidos de audio, vídeo y otros medios en la red abierta de Internet pueden estar fuera del control de los operadores de redes en la distribución de contenidos.

Las plataformas, que han engordado su músculo financiero gracias a sus millones de abonados, toman conciencia de que la digitalización lleva al acceso al cliente final sin ningún tipo de filtro, y a unos costes casi simbólicos.
Hoy, las plataformas (Netflix, Amazon, etc.) están produciendo más audiovisual que los grandes estudios de producción.
Y es sólo el primer paso.